Aparato reproductor femenino externo

aparato reproductor femenino externo

El aparato reproductor femenino externo son las estructuras del sistema reproductor en general, que se encuentran más allá de la vagina. Las dos partes que lo conforman se conocen como vulva o pudendum, que también incluyen a los labios mayores, pubis, labios menores, clítoris y las glándulas ubicadas dentro del ‘vestíbulo’.

El clítoris es un órgano, al igual que el pene, es eréctil y responde a la estimulación sexual. Posterior al clítoris, se encuentra la uretra, vagina, glándulas parauretrales y vestibulares mayores, que se abran hacia el vestíbulo. Por su parte, los labios mayores son dos protuberancias de composición carnosa, cuya función es proteger y envolver los otros órganos externos. Están cubiertos de pelo una vez que la niña alcanza la pubertad, y dado que contienen glándulas, es normal que produzcan sudor y aceite.

Dentro de los labios mayores están los menores, unas protuberancias de igual composición carnosa, pero que son más pequeñas. Rodean las aberturas hacia la uretra, que bien permite el paso de la orina, y la vagina. Siguiendo la estructura del aparato reproductor femenino externo, encontramos al lado de abertura vaginal unas glándulas que producen mocos, llamados Bartholin.

Justo en la unión de los labios menores se encuentra el clítoris, de estructura carnosa y cubierta con un pliegue de piel llamado prepucio. A continuación, desglosaremos en detalle cada una de las partes del aparato reproductor femenino externo, que es tan importante conocer como el aparato reproductor femenino interno.

aparato reproductor femenino externo

Este sistema genital cumple las mismas funciones que el aparato reproductor masculino, que es reproducir a los humanos como especies. Esa es su función principal, y se encuentra configurado de manera que la mujer cumpla todos los requisitos necesarios. Si quieres saber más, ¡acompáñanos hasta el final!

¿Qué es el aparato reproductor femenino externo?

Las estructuras reproductivas externas del aparato femenino se le conoce en conjunto como vulva. Luego, cada parte que conforma el sistema tiene su propio nombre y cumple una función en específico. El mons pubis es una almohadilla de grasa ubicada en la parte anterior, justo sobre el hueso púbico. Una vez que la niña alcanza la pubertad, esta zona se cubre de vello púbico.

Los labios mayores, o más grandes, son pliegues de piel cubiertas de pelo que comienzan justo después del pubis, mientras que los labios menores son más delgados y pigmentados. Se extienden medial a los labios mayores, y naturalmente va´rian de zona dependiendo del tamaño de una mujer en comparación con otra. Estos dos labios tienen la función de proteger la uretra femenina y la entrada del tracto reproductivo de la mujer.

Las porciones anteriores superiores de los labios menores se unen para rodear al clítoris, que se origina de las mismas células el glande y posee abundantes nervios que lo hacen importante en la sensación sexual. Sobre todo para que la mujer sienta placar y llegue al orgasmo. Por otro lado, el himen es una membrana delgada que a veces cubre parcialmente la entrada hacia la vagina.

Este se encuentra intacto y no puede usarse como una indicación de ‘virginidad’, incluso cuando una femenina acaba de nacer. Ya que esta es solo una membrana parcial por donde sale el líquido menstrual y otras secreciones. Todo independientemente de las relaciones sexuales que convergen del pene y la vagina. Por último está la abertura vaginal, que se encuentra entre la uretra y el ano. Se encuentra flanqueado por las salidas por las glándulas vestibulares mayores.

Función del aparato reproductor femenino externo

Cada parte del aparato reproductor femenino externo tiene su función en específica que ayuda a que suceda el proceso de reproducción. Trabajan en conjunto y mantienen el cuerpo de la mujer en buenas condiciones. En caso de sentir que algunas de las partes mencionadas no trabaje de manera adecuada, a través de síntomas de dolor, hinchazón o falta de ciclo menstrual, lo recomendable es visitar a su ginecólogo de confianza para que realice las pruebas pertinentes.

aparato reproductor femenino externo características

Estas son las funciones del sistema reproductor femenino externo:

  • Labios mayores. Tienen la función de encerrarse y proteger a los demás órganos externos.
  • Labios menores. Rodear las aberturas hacia la vagina, que es el canal que una la parte inferior del útero al exterior de cuerpo. También protege a la uretra, que es el tubo que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo.
  • Glándulas Bartholin. Ubicados al lado de la abertura vaginal, poseen la función de producir una secreción de líquido mocoso.
  • Clítoris. Protuberancia pequeña que le otorga a la mujer placer sexual una vez que se estimula correctamente. Es similar al prepucio al final del pene del hombre. Es poco sabido, pero al igual que sucede con el pene cuando hay estimulación, el clítoris es capaz de ponerse en estado erecto. Aunque, claro, no de la misma forma que sucede con el sistema reproductor masculino.

Partes del aparato reproductor femenino externo

Las partes del aparato reproductor femenino son los siguientes:

Mons pubis

El mons pubis es un montículo rodeado de un tejido que se describe como graso, que cubre el hueso púbico. Durante la pubertad de una niña, en su paso hacia la adolescencia en plena adolescencia, se cubre de pelo. El mons pubis contiene glándulas secretoras de aceites que tiene la función de liberar sustancias involucradas con la atracción sexual. También se le conocen a estas sustancias como feromonas, y es muy importante para la estimulación sexual del clítoris,

Labios mayores

También conocidos como labios grandes, los labios mayores son descritos como pliegues de tejido relativamente grandes y bien carnosos. Tienen la función principal de proteger a los otros órganos genitales externos. Se comparan con el escroto de los hombres, por lo que podría decirse que es su parte homologa. Los labios mayores también poseen glándulas, pero en este caso son sudoríparas y sebáceas, cuya función es producir secreciones lubricantes. También cuando las niñas alcanzan la pubertad, es normal que en los labios mayores aparezca vello.

aparato reproductor femenino externo partes

Labios menores

Conocidos literalmente como labios pequeños, los labios menores en comparación con los labios grandes son más reducidos en tamaño y alcanzan unas dos pulgadas de ancho. Estos pliegues se ubican justo dentro de los labios mayores, rodeando las aberturas hacia la vagina y la uretra. Gracias al rico suministro de vasos sanguíneos que se esparcen por las zonas, los labios menores toman un color rosado.

Una vez que empieza la estimulación sexual, estos vasos sanguíneos ubicados en los labios menores, se llenan de sangre y hacen que la zona se hinche. Esta característica es esencial para la estimulación sexual y provoca que la mujer sea más sensible y llegue al orgasmo del placer.

Por otro lado, el área que está entre la abertura hacia la vagina y el ano, específicamente debajo de los labios mayores, tiene el nombre de perineo. Su longitud oscila dependiendo del cuerpo de la mujer, pero por lo general son de 2 a 5 centímetros. O, lo que también se conoce como 1 y 2 pulgadas.

De hecho, los labios mayores y el perineo están cubiertos con una piel similar al resto del cuerpo de la mujer. En contraste con este aspecto, los labios mentores están revestido es con una membrana mucosa, cuya superficie se mantiene húmeda por el líquido secretado por células especializadas.

La apertura a la vagina se le denomina, se llama introito.  La abertura vaginal en general es la entrada para que el pene entre cuando una mujer y un hombre tengan relaciones sexuales. También es la salida de la sangre cuando la mujer se encuentra en pleno ciclo menstrual. Y, por supuesto, para que el bebé salga cuando se está en medio del parto.

Glándulas Bartholin

También, tenemos a las glándulas de Bartholin, que se encuentran ubicadas al lado de la abertura vaginal. Estas son especiales, porque cuando se consiguen estimular, secretan un fluido espeso que suministra lubricación para el coito. De no suministrar esta lubricación, es posible que las relaciones sexuales, una vez que el pene del hombre entre en la abertura vaginal, sea incómodo y hasta doloroso para la mujer.

La abertura de la uretra, que es la que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior, se encuentra arriba y delante de la abertura vaginal. En general, esta es una concepción errónea que tienen la mayoría de las mujeres y es que el orine sale por la vagina. Pero la verdad es que se transporta desde la vejiga hacia el exterior gracias a la abertura de la uretra.

Clítoris

Ubicado entre los labios menores, por el extremo superior, el clítoris es una protuberancia pequeña que hace de homologo con el pene del hombre. Es quizás la parte más conocida del aparato reproductor femenino externo, y es de los que más se tiene que tener cuidado, sobre todo en las relaciones sexuales.

aparato reproductor femenino externo diferencias

Al igual que sucede con el pene, el clítoris es bastante sensible a la estimulación sexual y puede ponerse erecto cuando la mujer se encuentra excitada. Estimular al clítoris correctamente puede provocar que la mujer llegue al orgasmo. Es sentible tanto al tacto como al roce del pene cuando están en plena relación sexual.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario