Mes: octubre 2019

Anatomía del aparato reproductor femenino

Anatomía del aparato reproductor femenino

Conocer la anatomía del aparato reproductor femenino es sumamente importante tanto para hombres, como para mujeres, ya que este se conforma de todos los órganos, tejidos y conductos que se encuentran en la zona íntima femenina. En conjunto, todas estas partes llevan a cabo un gran número de funciones que se vinculan de forma directa con el proceso de reproducción sexual mediante el cual ocurren otros procesos, como la fecundación.

Anatomía del aparato reproductor femenino

Hablando de forma más técnica, el aparato reproductor femenino es aquel que se encarga de permitir el encuentro entre los espermatozoides, que a través de las relaciones sexuales entran de forma directa hacia la vagina de la mujer, con los óvulos que la mujer es capaz de producir. A través de este proceso, comienza la fecundación de este óvulo siempre que ambos elementos se encuentren, hasta que luego de nueve meses esto dará paso al nacimiento de un bebé, o más.

Al proceso anterior se le conoce comúnmente como embarazo y para lograrse, es necesario que el aparato reproductor tanto femenino como masculino, se encuentre en excelente estado de salud, lo cual se logra con ciertos cuidados que más adelante mencionaremos.

El aparato reproductor femenino comienza a activar sus funciones una vez que comienza la pubertad, de modo que todas las funciones comienzan a llevarse a cabo tanto a nivel hormonal, como a nivel sexual, comenzando por la menstruación.

Aparato reproductor femenino

De acuerdo con los expertos, el aparato reproductor femenino es un elemento fundamental para fomentar la vida, y es que sin este, sería imposible lograr que exista más vida en este planeta. La fecundación es el proceso exacto para que una nueva vida se forme y el útero femenino es el que logrará llevar la gestación de 40 semanas con el fin de que esto culmine de la forma correcta.

La cantidad de óvulos que se forman en la mujer se encuentran contabilizados de acuerdo a su vida; es decir, cada mujer cuenta con una cantidad exacta de óvulos que se irán disponiendo a lo largo de su vida de forma precisa, por lo que a cierta edad, esta producción de óvulos dejará de existir, lo que reducirá las posibilidades de embarazo.

Anatomía del aparato reproductor femenino

Además, un dato curioso de estos óvulos, es que los mismos no se encuentran de forma pasiva esperando a que los espermatozoides lleguen para llevar a cabo todo el proceso reproductivo, sino que segregan ciertas moléculas que atraen a estos espermatozoides. Todo esto, siempre que la anatomía del aparato reproductor femenino se encuentre completamente sano y funcional.

Anatomía del aparato reproductor femenino

La anatomía del aparato reproductor femenino es bastante completa y fácil de entender a simple vista, especialmente porque cuenta con partes bien distribuidas y sencillas de ubicar. Para comenzar, este se encuentra compuesto de órganos externos, entiéndase como la vulva, glándulas mamarias (senos), la vagina, el útero, las trompas de Falopio y los ovarios.

Características de la anatomía del aparato reproductor femenino

Anatomía del aparato reproductor femenino

Para entender un poco más sobre la anatomía del aparato reproductor femenino, hemos creado una lista con las mejores características de cada una de sus partes, prestando atención a los detalles y dando importancia a cada una de las partes.

  • Órganos externos. Los órganos externos que comprenden el aparato reproductor femenino, se observan de forma conjunta en la vulva, la cual cuenta con el monte de venus, el clítoris, los labios mayores, los labios menores, el orificio de la vagina y el orificio de la vejiga, mejor conocido como la uretra. Estos órganos cumplen la función de ofrecer placer a la mujer y de permitir la penetración del pene a través de la vagina, de modo que se logre la fecundación del óvulo, o bien, se disfrute de una relación sexual sana.
  • Glándulas mamarias. Las glándulas mamarias son aquellas que se caracterizan por encontrarse en los senos y por secretar la leche necesaria para el bebé. Son capaces de secretar esta leche durante años, siempre que el bebé así lo requiera, puesto que estos son quienes dictan el tiempo en el cual las glándulas funcionarán. Una vez que el bebé deje de lactar, las glándulas dejarán de secretar leche.
  • Vagina. La vagina es una de las partes más llamativas de este aparato reproductor femenino, especialmente porque se encuentre entre el recto y la uretra, siendo el orificio más grande de entre los tres. A través del mismo el pene será introducido con el fin de llevar a cabo el coito. Además, una de sus características más llamativas, es que este orificio es el que genera la unión entre la vulva, y la zona interna de la vagina.
  • Útero. El útero es un músculo fuerte que se caracteriza por encontrarse dentro del orificio de la vagina, justo debajo del vientre en su zona interna, y es hueco. Cuenta con tres capas en donde destaca el endometrio, los músculos lisos y el tejido elástico. Además, lo más destacable de este órgano, es que en él ocurre la gestación del bebé durante las semanas correspondientes.
  • Trompas de Falopio. Las trompas de Falopio son una parte importante de la anatomía del aparato reproductor femenino, especialmente porque el mismo se encarga de llevar el óvulo fecundado hasta el útero, con el fin de que comience la gestación. Cuentan con una forma muy peculiar que en las imágenes destaca.
  • Ovarios. Finalmente, se encuentran los ovarios, los cuales son los órganos del aparato reproductor que cuentan con el tamaño de una almendra y que son los encargados de producir los óvulos de acuerdo con el ciclo menstrual de cada mujer.

En conjunto, estas partes trabajan de forma adecuada, ya que si una de ellas se encuentra con algún problema, esto pudiese entorpecer la correctafecundación del óvulo. Se recomienda visitar a un ginecólogo de forma regular (anual), de modo que este logre observar todas estas partes y su estado de salud.

Consejos de salud para la anatomía del aparato reproductor femenino

La anatomía del aparato reproductor femenino no se encuentra exento de padecer algunas enfermedades importantes, como el cáncer de cuello uterino, enfermedades de transmisión sexual (gonorrea, sífilis, VIH, clamidias, virus del papiloma humano, entre otras), la endometriosis y la infertilidad.

Anatomía del aparato reproductor femenino

 

Con el fin de evitar cualquiera de estas enfermedades, además de consultar con un ginecólogo, se recomiendan llevar a cabo algunas acciones que ayudarán a que el aparato reproductor femenino se encuentre sano. Estas se encuentran agrupadas en los siguientes consejos:

  • La dieta equilibrada debe comenzar desde la infancia, y luego mantenerla durante el resto de la vida, ya que con ello los niveles vitamínicos se mantendrán correctos.
  • Evita el sobrepeso ayudándote con ejercicios regulares. Enfoca tu meta en tener un cuerpo sano, consultando siempre con un profesional.
  • Mantente siempre informada/o en cuanto a enfermedades y métodos anticonceptivos, antes, durante y después de la búsqueda de la concepción.
  • Evita malos hábitos, como drogas, alcohol y cigarrillo, ya que los mismos fomentan la aparición de enfermedades como el cáncer.
  • Utiliza protección durante tus relaciones sexuales o cerciórate de que la otra persona se encuentre completamente sano.
  • Mantén una higiene correcta en tu zona íntima, utilizando jabones de pH neutro.

Ten en cuenta estos consejos y observa siempre tu vulva, ya que esta te dirá si todo se encuentra en buen estado.

partes del aparato reproductor masculino

Partes del aparato reproductor masculino

Las partes del aparato reproductor masculino, forman un aparato que permite que el hombre se pueda reproducir con una mujer, o en su defecto, disfrute de las relaciones sexuales que pueden o no, llevar a la concepción de un bebé. Es importante destacar que no se trata solo del pene y de los testículos, ya que este conjunto también se forma gracias a órganos internos y a conductos que se combinan entre ellos, con el fin de que sus funciones se lleven a cabo de forma correcta.

El aparato reproductor masculino, es bastante visual a simple vista ya que el mismo se encuentra por fuera del cuerpo, colgando desde la zona pélvica del hombre. En el caso de las mujeres es lo contrario, ya que su aparato reproductor se encuentra dentro de su vulva.

partes del aparato reproductor masculino

Una vez que el pene del hombre se introduce dentro de la vagina de la mujer, este podrá eyacular en la misma y permitir el proceso de fecundación, el cual se logra gracias a los óvulos de la mujer. Cuando ambos elementos coinciden, ocurre la unión y luego este óvulo fecundado se dirige hacia el útero, en el cual se adhiere y comienza la gestación del bebé.

Si bien todos los hombres cuentan con su aparato reproductor masculino desde que nacen, este se vuelve funcional y reproductivo cuando comienza la pubertad, específicamente cuando el hombre comienza a madurar sexualmente. En este sentido, cualquier adolescente puede producir un embarazo con sus espermatozoides.

Aparato reproductor masculino

En cuanto a las partes del aparato reproductor masculino se refiere, hablamos de un conjunto de órganos tanto internos como externos, que fomentan la reproducción. Sin los espermatozoides de los hombres, se vuelve imposible que dos personas consigan tener un bebé, de modo que la concepción surge de la unión entre ambos aparatos reproductivos: masculino y femenino.

partes del aparato reproductor masculino

Si bien no todas las personas logran tener hijos, esto se vuelve preocupante ya que de otro modo la especie humana acabaría por desaparecer, por lo que es necesaria la reproducción en este planeta. Esto, en términos generales, quiere decir que la función principal del aparato reproductor masculino, es el de reproducirse, partiendo del semen que expulsan durante la eyaculación. Hoy en día, se toman en cuenta estos espermatozoides con el fin de una concepción futura, de modo que el esperma puede ser congelado y utilizado en un tiempo posteriori.

Partes del aparato reproductor masculino

Las partes del aparato reproductor masculinoson llamativas debido a su forma y estructura, comenzando con el pene, los testículos y la uretra, la cual se observa en el glande del pene. Luego, se encuentra el escroto, los conductos deferentes, las vesículas seminales y la próstata, los cuales en conjunto con los anteriores, forman el aparato reproductor de cualquier hombre.

IMG: Partes del aparato reproductor masculino

Funciones de las partes del aparato reproductor masculino

partes del aparato reproductor masculino

Con el fin de entender mejor cómo funciona el aparato reproductor masculino, decididos ampliar el tema en cuanto a cada una de sus partes, consiguiendo una lista detallada y breve de las funciones de las partes del aparato reproductor masculino, y son las siguientes:

  • El pene. El pene es una estructura de tamaño variable que cuenta con una base adherida a las estructuras abdominales inferiores y a los huesos pélvicos, que luego continua a través de un tronco muscular que finaliza en el glande, siendo este mejor conocido como la cabeza del pene. En este glande, se encuentra el orificio de la uretra. El prepucio es la funda que cubre el glande cuando el hombre no se encuentra circundado. Cuando esta estructura en general se llena de sangre, comienza a ponerse erecto y es cuando logrará llevar a cabo el proceso sexual.
  • El escroto. El escroto no es más que la bolsa gruesa que protege los testículos, siendo esta creada con piel y buscando mantener los testículos en una temperatura correcta, generalmente menor al calor corporal. La función principal del escroto, es producir la temperatura correcta con el fin de que los espermatozoides se encuentren en un desarrollo normal.
  • Los testículos. En cuanto a los testículos, estos se definen como cuerpos ovoides que cuentan con un tamaño no mayor de siete centímetros, pudiendo variar a un tamaño mínimo de cuatro centímetros de largo. Estos testículos producen testosterona y espermatozoides.
  • El epidídimo. Estos son conductos microscópicos en donde cada uno de los testículos cuenta con uno de ellos. Son aquellos que se encargan de recoger todos los espermatozoides que se encuentran en los testículos y prepararlos para la fecundación con el óvulo, resguardándolos hasta que maduren.
  • El conducto deferente. Por otro lado, este es un conducto que consigue arrastrar los espermatozoides desde el epidídimo hasta la próstata.
  • La uretra. A través de la uretra se expulsa la orina del hombre, y también a través de la misma se expulsa el líquido pre-seminal y seminal. Es decir, que en el caso de los hombres, la uretra cumple con dos funciones, a diferencia de las mujeres que solo tienen la uretra para expulsar orina.
  • La próstata. La próstata es el órgano masculino que cuenta con el tamaño de una nuez y puede variar en tamaño dependiendo de la edad del hombre. Contiene los espermatozoides maduros y listos para la fecundación.
  • Las vesículas seminales. Para finalizar, se encuentran estas vesículas seminales, las cuales se consiguen en la zona superior de la próstata. Estas se encargan de agregar volumen al semen en conjunto con la próstata, generando la cantidad de semen a expulsar durante la eyaculación.

Se necesita que todas estas partes funcionen en conjunto, ya que de lo contrario el proceso de fecundación se pudiese ver afectado. Consultar con un urólogo de forma anual es la mejor forma de evitar problemas y enfermedades en el aparato reproductor masculino.

Consejos de salud para las partes del aparato reproductor masculino

Así como cualquier otra zona del cuerpo, el aparato reproductor masculino también se encuentra expuesto a padecer de ciertas enfermedades importantes, como el cáncer, la fimosis, las enfermedades de transmisión sexual (Herpes, sífilis, VIH, gonorrea, entre otras), así como enfermedades comunes como infecciones que pueden volverse importantes a la larga, y la prostatitis.

partes del aparato reproductor masculino

Con el fin de evitar cualquiera de estas enfermedades y de mantener el aparato reproductor masculino completamente sano, se recomienda visitar a un profesionalde forma regular, y de aplicar los siguientes consejos:

  • Mantén una dieta balanceada desde la infancia. Al comenzar la pubertad, comienza la madurez sexual masculina y depende en gran escala de una buena alimentación.
  • Realiza ejercicios de forma regular, esto te ayudará a mantener tu sistema inmunológico fuerte y sano, lo que ayuda a evitar enfermedades como el cáncer.
  • Utiliza preservativos si no tienes conocimiento de la salud sexual de tu pareja. Pide sus exámenes, o de lo contrario, protege tu salud con el preservativo.
  • Mantén siempre a la mano información sobre enfermedades que puedan afectarte en la zona íntima y revísate siempre que puedas. Ante cualquier cambio que notes, consulta con el médico.
  • No descuides la higiene. Es de suma importancia que mantengas tu zona íntima siempre limpia, utilizando jabones sin aditivos o perfumes.
aparato reproductor femenino externo

Aparato reproductor femenino externo

El aparato reproductor femenino externo son las estructuras del sistema reproductor en general, que se encuentran más allá de la vagina. Las dos partes que lo conforman se conocen como vulva o pudendum, que también incluyen a los labios mayores, pubis, labios menores, clítoris y las glándulas ubicadas dentro del ‘vestíbulo’.

El clítoris es un órgano, al igual que el pene, es eréctil y responde a la estimulación sexual. Posterior al clítoris, se encuentra la uretra, vagina, glándulas parauretrales y vestibulares mayores, que se abran hacia el vestíbulo. Por su parte, los labios mayores son dos protuberancias de composición carnosa, cuya función es proteger y envolver los otros órganos externos. Están cubiertos de pelo una vez que la niña alcanza la pubertad, y dado que contienen glándulas, es normal que produzcan sudor y aceite.

Dentro de los labios mayores están los menores, unas protuberancias de igual composición carnosa, pero que son más pequeñas. Rodean las aberturas hacia la uretra, que bien permite el paso de la orina, y la vagina. Siguiendo la estructura del aparato reproductor femenino externo, encontramos al lado de abertura vaginal unas glándulas que producen mocos, llamados Bartholin.

Justo en la unión de los labios menores se encuentra el clítoris, de estructura carnosa y cubierta con un pliegue de piel llamado prepucio. A continuación, desglosaremos en detalle cada una de las partes del aparato reproductor femenino externo, que es tan importante conocer como el aparato reproductor femenino interno.

aparato reproductor femenino externo

Este sistema genital cumple las mismas funciones que el aparato reproductor masculino, que es reproducir a los humanos como especies. Esa es su función principal, y se encuentra configurado de manera que la mujer cumpla todos los requisitos necesarios. Si quieres saber más, ¡acompáñanos hasta el final!

¿Qué es el aparato reproductor femenino externo?

Las estructuras reproductivas externas del aparato femenino se le conoce en conjunto como vulva. Luego, cada parte que conforma el sistema tiene su propio nombre y cumple una función en específico. El mons pubis es una almohadilla de grasa ubicada en la parte anterior, justo sobre el hueso púbico. Una vez que la niña alcanza la pubertad, esta zona se cubre de vello púbico.

Los labios mayores, o más grandes, son pliegues de piel cubiertas de pelo que comienzan justo después del pubis, mientras que los labios menores son más delgados y pigmentados. Se extienden medial a los labios mayores, y naturalmente va´rian de zona dependiendo del tamaño de una mujer en comparación con otra. Estos dos labios tienen la función de proteger la uretra femenina y la entrada del tracto reproductivo de la mujer.

Las porciones anteriores superiores de los labios menores se unen para rodear al clítoris, que se origina de las mismas células el glande y posee abundantes nervios que lo hacen importante en la sensación sexual. Sobre todo para que la mujer sienta placar y llegue al orgasmo. Por otro lado, el himen es una membrana delgada que a veces cubre parcialmente la entrada hacia la vagina.

Este se encuentra intacto y no puede usarse como una indicación de ‘virginidad’, incluso cuando una femenina acaba de nacer. Ya que esta es solo una membrana parcial por donde sale el líquido menstrual y otras secreciones. Todo independientemente de las relaciones sexuales que convergen del pene y la vagina. Por último está la abertura vaginal, que se encuentra entre la uretra y el ano. Se encuentra flanqueado por las salidas por las glándulas vestibulares mayores.

Función del aparato reproductor femenino externo

Cada parte del aparato reproductor femenino externo tiene su función en específica que ayuda a que suceda el proceso de reproducción. Trabajan en conjunto y mantienen el cuerpo de la mujer en buenas condiciones. En caso de sentir que algunas de las partes mencionadas no trabaje de manera adecuada, a través de síntomas de dolor, hinchazón o falta de ciclo menstrual, lo recomendable es visitar a su ginecólogo de confianza para que realice las pruebas pertinentes.

aparato reproductor femenino externo características

Estas son las funciones del sistema reproductor femenino externo:

  • Labios mayores. Tienen la función de encerrarse y proteger a los demás órganos externos.
  • Labios menores. Rodear las aberturas hacia la vagina, que es el canal que una la parte inferior del útero al exterior de cuerpo. También protege a la uretra, que es el tubo que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo.
  • Glándulas Bartholin. Ubicados al lado de la abertura vaginal, poseen la función de producir una secreción de líquido mocoso.
  • Clítoris. Protuberancia pequeña que le otorga a la mujer placer sexual una vez que se estimula correctamente. Es similar al prepucio al final del pene del hombre. Es poco sabido, pero al igual que sucede con el pene cuando hay estimulación, el clítoris es capaz de ponerse en estado erecto. Aunque, claro, no de la misma forma que sucede con el sistema reproductor masculino.

Partes del aparato reproductor femenino externo

Las partes del aparato reproductor femenino son los siguientes:

Mons pubis

El mons pubis es un montículo rodeado de un tejido que se describe como graso, que cubre el hueso púbico. Durante la pubertad de una niña, en su paso hacia la adolescencia en plena adolescencia, se cubre de pelo. El mons pubis contiene glándulas secretoras de aceites que tiene la función de liberar sustancias involucradas con la atracción sexual. También se le conocen a estas sustancias como feromonas, y es muy importante para la estimulación sexual del clítoris,

Labios mayores

También conocidos como labios grandes, los labios mayores son descritos como pliegues de tejido relativamente grandes y bien carnosos. Tienen la función principal de proteger a los otros órganos genitales externos. Se comparan con el escroto de los hombres, por lo que podría decirse que es su parte homologa. Los labios mayores también poseen glándulas, pero en este caso son sudoríparas y sebáceas, cuya función es producir secreciones lubricantes. También cuando las niñas alcanzan la pubertad, es normal que en los labios mayores aparezca vello.

aparato reproductor femenino externo partes

Labios menores

Conocidos literalmente como labios pequeños, los labios menores en comparación con los labios grandes son más reducidos en tamaño y alcanzan unas dos pulgadas de ancho. Estos pliegues se ubican justo dentro de los labios mayores, rodeando las aberturas hacia la vagina y la uretra. Gracias al rico suministro de vasos sanguíneos que se esparcen por las zonas, los labios menores toman un color rosado.

Una vez que empieza la estimulación sexual, estos vasos sanguíneos ubicados en los labios menores, se llenan de sangre y hacen que la zona se hinche. Esta característica es esencial para la estimulación sexual y provoca que la mujer sea más sensible y llegue al orgasmo del placer.

Por otro lado, el área que está entre la abertura hacia la vagina y el ano, específicamente debajo de los labios mayores, tiene el nombre de perineo. Su longitud oscila dependiendo del cuerpo de la mujer, pero por lo general son de 2 a 5 centímetros. O, lo que también se conoce como 1 y 2 pulgadas.

De hecho, los labios mayores y el perineo están cubiertos con una piel similar al resto del cuerpo de la mujer. En contraste con este aspecto, los labios mentores están revestido es con una membrana mucosa, cuya superficie se mantiene húmeda por el líquido secretado por células especializadas.

La apertura a la vagina se le denomina, se llama introito.  La abertura vaginal en general es la entrada para que el pene entre cuando una mujer y un hombre tengan relaciones sexuales. También es la salida de la sangre cuando la mujer se encuentra en pleno ciclo menstrual. Y, por supuesto, para que el bebé salga cuando se está en medio del parto.

Glándulas Bartholin

También, tenemos a las glándulas de Bartholin, que se encuentran ubicadas al lado de la abertura vaginal. Estas son especiales, porque cuando se consiguen estimular, secretan un fluido espeso que suministra lubricación para el coito. De no suministrar esta lubricación, es posible que las relaciones sexuales, una vez que el pene del hombre entre en la abertura vaginal, sea incómodo y hasta doloroso para la mujer.

La abertura de la uretra, que es la que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior, se encuentra arriba y delante de la abertura vaginal. En general, esta es una concepción errónea que tienen la mayoría de las mujeres y es que el orine sale por la vagina. Pero la verdad es que se transporta desde la vejiga hacia el exterior gracias a la abertura de la uretra.

Clítoris

Ubicado entre los labios menores, por el extremo superior, el clítoris es una protuberancia pequeña que hace de homologo con el pene del hombre. Es quizás la parte más conocida del aparato reproductor femenino externo, y es de los que más se tiene que tener cuidado, sobre todo en las relaciones sexuales.

aparato reproductor femenino externo diferencias

Al igual que sucede con el pene, el clítoris es bastante sensible a la estimulación sexual y puede ponerse erecto cuando la mujer se encuentra excitada. Estimular al clítoris correctamente puede provocar que la mujer llegue al orgasmo. Es sentible tanto al tacto como al roce del pene cuando están en plena relación sexual.

partes del aparato reproductor femenino

Partes del aparato reproductor femenino

Las partes del aparato reproductor femenino forman un conjunto de órganos y estructuras que les dan a las mujeres la capacidad de tener bebés. Lo hacen produciendo una serie de óvulos para ser fertilizados una vez que el esperma del hombre es introducido en la vagina de la mujer, a través de las relaciones sexuales. Estas partes son esenciales para mantener la reproducción de la especie, y se dividen en dos.

El aparato reproductor femenino interno y el aparato reproductor femenino externo. Cada uno tiene sus funciones, y se encuentran ‘ubicados’ de manera que funcionen como un sistema en vista de cumplir un objetivo. En sí, el sistema reproductor femenino está formado por cada una de las partes del cuerpo que trabajan en función de reproducirse o tener bebés.

Es en las partes internas del aparato reproductor de la mujer que produce cientos de miles óvulos que podrían convertirse en bebés. Claro, esto con la intervención del aparato reproductor de hombre mediante las relaciones sexuales. Mientras que las partes externas del aparato reproductor de la mujer ayudan a proteger a las internas. Así como producir estimulación sexual, en el caso del clítoris.

Una vez que el óvulo es fecundado, las partes externas del aparato reproductor femenino se asocian para producir bebés. El óvulo se arraiga con las paredes del útero y es cuando comienza las primeras etapas del embarazo. En caso de que no ocurra la fertilización o la implantación, entonces el sistema trabajará para menstruar.

partes del aparato reproductor femenino

A continuación, hablaremos de un tema bastante interesante en materia de educación sexual. Ya que, existen muchas mujeres que saben cuáles son las partes de su cuerpo, pero en realidad no tienen noción de cómo funcionan. Por tanto hemos decidido crear un artículo completo desglosando las partes del organismo reproductor. ¡Acompáñanos!

¿Qué son las partes del aparato reproductor femenino?

Las partes del aparato reproductor femenino no son más que cada uno de los conjuntos que forman todo el organismo reproductor de la mujer. Los cuales trabajan para reproducir o para menstruar en caso de que no se complete el proceso de fecundación. Estos se dividen en partes internas y partes externas.

En el caso de las partes internas, trabajan para realizar todo el proceso de ovulación y fecundación. También donde se lleva a cabo el ciclo menstrual y el embarazo. Se encuentra conformado por la vagina, que conecta a los órganos externos con los internos. Esta a su vez se encuentra unida al útero a través del cuello uterino, mientras que el útero a los ovarios a través de las trompas de Falopio. Y en ciertos intervalos, los ovarios liberan un óvulo que pasa a través de las trompas de Falopio hacia el útero.

Si el esperma se encuentra con las partes internas del aparato reproductor femenino, penetrará y se fusionará con el óvulo, logrando fertilizarlo. La fertilización generalmente ocurre en los oviductos.

En el caso de las estructuras externas del aparato reproductor femenino, se agrupan en un área llamada vulva. Están ubicado justo fuera de la abertura vaginal. Estos incluyen las estructuras como los labios, clítoris y varias glándulas con diversas funciones. La función de las partes externas es permitir que los espermatozoides ingresen al cuerpo y proteger a los órganos genitales femeninos internos de los organismos infecciosos.

A continuación, detallaremos cada una de las partes que tiene al aparato reproductor. Tanto el interno como el externo.

partes del aparato reproductor femenino interno y externo

Cuáles son las partes externas del aparato reproductor femenino

Las partes internas del aparato reproductor femenino, como se ha venido aclarando, se encuentran fuera y tienen la función de proteger a los demás. Es donde quizás se encuentra la mayor estimulación y son visibles a simple vista, por lo que se pueden describir con mejor precisión.

Labios mayores

Los labios mayores encierran y protegen a los otros órganos reproductores externos. También se conocen como labios grandes y son de contextura carnosa y comparable con los escrotos de los hombres. Estas poseen unas glándulas sudoríparas y secretoras de aceite. Cuando las mujeres alcanzan la pubertad, los labios mayores se cubren de vello.

Se describen como aletas o pliegues de piel, y se encuentran a un lado de la abertura vaginal. Junto a los labios mayores se encuentran los menores. Se diferencian de los menores por razones obvias en el nombre, pero también porque los otros no tienen pelo.

Vulva

Es lo que cubre justo la entrada de la vagina. Está conformada por cinco partes, el mons pubis, labios, clítoris, abertura urinaria y abertura vaginal. El mons pubis, por su parte, es un montículo de tejido y piel sobre las piernas, justo en el medio. Esta área de la vulva también se cubre de vello cuando la mujer atraviesa la pubertad.

Labios menores

Conocidos como labios pequeños, son más pequeños que los otros pliegues de piel en las aberturas de la vagina. Llegan a alcanzar unas dos pulgadas de ancho y se encuentran junto al canal que une a la parte inferior del útero al exterior del cuero. Los labios menores descansan justo en el interior de los labios mayores. A diferencia de los mayores, no se encuentran rodeados de vello o pelo una vez que la niña alcanza la pubertad.

partes del aparato reproductor femenino externo

Glándulas

Las glándulas se encuentran al lado de la abertura vaginal y generalmente producen una secreción de líquido llamado también ‘moco’.  Hay dos glándulas a cada lado de la abertura de la vagina. Los líquidos que producen es una sustancia pegajosa que sirve para humedecer, o más bien para lubricar, la vagina mientras las mujeres tienen las relaciones sexuales. Es una función primordial, ya que lo contrario el sexo para las mujeres sería doloroso.

Clítoris

El clítoris se encuentra justo en los dos labios menores y se describe como una protuberancia pequeña sensible que es comparable con el pene de los hombres. Cuando se estimula adecuadamente, se erecta y produce placer en el cuerpo de las mujeres. El clítoris posee un pliegue de piel que es conocido como prepucio.

También se describe como un bulto de tejido en la parte superior de los labios. Se llenan de sangre durante la excitación sexual, tal como funciona con el pene del hombre. Es muy sensible y de todas las partes del cuerpo, incluyendo los senos, es la principal fuente de placer sexual femenino.

Partes internas del aparato reproductor femenino

Las partes internas del organismo reproductor de una mujer son los que realizan la función reproductora y trabajan en conjunto para que esta se reproduzca. Estos incluyen:

Ovarios

Los ovarios son los órganos principales de todo el aparato reproductivo femenino. Son dos, y tienen el tamaño y firma de una almendra. Es capaz de producir hormonas femeninas, que son conocidas como estrógenos y progesterona. También liberal cantidad de cientos de miles de óvulos. Todos los demás órganos reproductores internos están allí con la ‘finalidad de transportar, nutrir y satisfacer las necesidad del óvulo y una vez que este se convierta en un feto.

Los ovarios se mantienen en su lugar mediante varios ligamentos anclados al útero y la pelvis. Contiene folículos ováricos, en los que se desarrollan los óvulos. Una vez que dicho folículos está maduro, se rompen y el óvulo en desarrollo es expulsado del ovario a las trompas de Falopio. Todo lo descrito anteriormente es llamado ovulación.

Trompas de Falopio

Las trompas de Falopio miden aproximadamente unos 10 cm de largo y comienzan como unos pasajes en forma de embudo que están anclado al ovario. Tienen una serie de proyecciones en forma de dedos conocidas como fimbrias en el extremo cerca del ovario. Cuando el ovario empieza a liberar laos óvulos, estos son atrapados por una de las fimbrias de las trompas y los transporta hasta el útero. El óvulo se mueve a lo largo de las trompas de Falopio por una acción cilios. Que son proyecciones peludas en las superficies de las células de las entradas de este órgano reproductor.

Útero

El útero es una cavidad hueca que tiene el tamaño de una pera, cuya función principal es albergar un óvulo fertilizado en desarrollo. La parte principal de este órgano reproductor, que se localiza en la cavidad pélvica, se llama ‘cuerpo del útero’, mientras que la región redondeada por encima de la entrada de las trompas de Falopio.

partes del aparato reproductor femenino interno

El putero está compuesto por 3 paredes gruesas, que se conocen como endometrio. Si un óvulo ha sido fertilizado, se enterrará en estas paredes y permanecerá durante el resto de su crecimiento. Por otra parte, el útero se expandirá durante el embarazo, para dejar espacio para el feto que se está desarrollando.

Vagina

La vagina es un tubo fibromuscular que se extiende desde el cuello uterino hasta el vestíbulo de la vulva. La vagina es la que ‘arropa’ al pene y posterior semen cuando el hombre y la mujer tienen relaciones sexuales. También es la encargada de fungir como un pasaje para que el flujo sanguíneo menstrual de las mujeres salga del cuerpo en caso de que la mujer no quede embarazada.

Una vez que la mujer está en función de parto, la vagina hará de tubo ensanchado por donde el bebé saldrá una vez que haya terminado de crecer dentro del útero. Se encuentra justamente ubicada entre la parte inferior del útero, específicamente en el cuello uterino y el exterior del cuerpo de la mujer.

aparato reproductor femenino características

Aparato reproductor femenino

El aparato reproductor femenino siempre es un tema delicado de tratar, al igual que muchas de las partes íntimas del cuerpo humano. Es un sistema que tiene la capacidad de funcionar íntimamente, como cualquier otro sistema corporal, pero con la distinción de que sirve con el propósito de reproducción.

Los órganos reproductores femeninos se dividen en el interno y externo, siendo los genitales internos aquellos órganos que se encuentran dentro de la pelvis verdadera. Los dos forman un conjunto completo que es el sistema reproductor de la mujer, pero ambos tienen partes que los diferencian y que funcionan de distinta manera.

Los órganos genitales externos de la mujer incluyen el pubis, los labios mayores, menores, glándulas de Bartholin y el clítoris. El área que contiene cada uno de estos órganos se le denomina vulva. La vagina se encuentra unida al útero a través del cuello uterino, mientras que este se encuentra unido por su parte a los ovarios gracias a las trompas de Falopio. A ciertos intervalos de tiempo, los ovarios liberan un óvulo que pasa a través de las trompas de Falopio directo hacia el útero.

Si, mientras ocurre el proceso descrito anteriormente, se encuentra con el esperma, este lo penetrará y se fusionará con el ovulo. Consiguiendo un proceso que se denomina fertilización. La fertilización ocurre justo en los oviductos, aunque también es normal que suceda en el útero.

A continuación, hablaremos más en detalle sobre el aparato reproductor femenino, un tema de educación necesario sin importar la edad. Al igual que ocurre con el aparato reproductor masculino, tiene sus funciones y partes que lo diferencian. Saber cómo está formado es un paso más al crecimiento como personas. Si quieres saber más, ¡acompáñanos hasta el final!

aparato reproductor femenino

¿Qué es el aparato reproductor femenino?

El aparato reproductor femenino es un sistema que se encuentra formado por el aparato reproductor femenino interno y aparato reproductor femenino externo. Su función principal es permitir la reproducción de la especie. La maduración sexual es el proceso que experimenta este aparato para llevar a cabo su papel en el proceso del embarazo y posterior parto.

El sistema está diseñado para transportar los óvulos al sitio de la fertilización. La concepción, la fertilización de un óvulo por un espermatozoide, generalmente ocurre en las trompas de Falopio. Luego, el siguiente paso para el óvulo fertilizado es implantarse en las paredes del útero, iniciando así las primeras etapas del embarazo. En caso de que la implantación del espermatozoide no se lleve a cabo, el sistema está ‘configurado’ para menstruar, que es el desprendimiento que ocurre mes tras mes en los revestimientos uterinos. Aunado a lo anterior, el aparato reproductor femenino produce una serie de hormonas sexuales femeninas que mantienen el ciclo reproductivo.

La menstruación es un proceso que ocurre una vez el aparato reproductor femenino madura. La edad varía dependiendo del cuerpo de la mujer, pero generalmente es entre los 11-15 años edad. No debe asustarse si ocurre antes o un poco tarde, ya que suele ser normal un atraso de la maduración sexual. Sin embargo, es pertinente que recurra a su médico de confianza para descartar posibles afecciones en el cuerpo y su sistema reproductor.

¿Cómo son los órganos reproductores femeninos?

El útero, o matriz del aparato reproductor en la mujer, es un órgano hueco ubicado en el centro de la pelvis. En él se alberga el feto que se desarrolla durante el embarazo. La porción inferior del útero se le denomina cuello uterino y suele abrirse hacia la vagina cuando la mujer está en proceso de parto. La abertura en el cuello uterino permite el paso del espermatozoide hacia el útero, así como la salida de la sangre menstrual.

Por lo que se podría considerar que el aparato reproductor femenino tiene dos funciones básicas. La primera es permitir la reproducción de la especie una vez que el espermatozoide consigue anclarse al ovulo. Y, en caso contrario que no ocurra lo anterior, sería permitir que mes a mes la sangre menstrual fluya hacia fuera del cuerpo.

aparato reproductor femenino características

La misma abertura por donde fluye la sangre menstrual se dilata en el parto para permitir que el bebé que se encuentra dentro de la mujer pase a través del canal del parto. Siguiendo de la porción superior del útero, a cada lado se encuentran las trompas de Falopio. Estos son canales que ejercen la función de canal para que los ovarios ingresen al útero.

Todo el proceso en el que un espermatozoide logra anclarse al óvulo se le denomina fertilización, y ocurre generalmente en las trompas de Falopio, cuando el óvulo fertilizado se mueve hacia el útero donde implanta y comienza todo el proceso del embarazo.

A un lado del útero, y cerca de las trompas de Falopio, están los ovarios, que son pequeños y tienen formas ovales. Estos producen una serie de hormonas que contienen huevos. De hecho, una vez que la hembra nace ya tiene en su cuerpo más de 1 millón de óvulos en los ovarios, de los que solo alrededor de 300 llegan a madurar en todo el ciclo de vida de la mujer.

Anatomía del aparato reproductor femenino

El aparato reproductor femenino cuenta con la siguiente anatomía, de las cuales cada una tiene su función correspondiente que hace trabajar al cuerpo correctamente:

  • 2 ovarios, que producen hormonas femeninas conocidas como estrógeno y progesterona. Se producen en los ovarios, y se almacenan allí mismo para madurar y posteriormente liberarse mediante la ovulación.
  • Trompas de Falopio, dos tubos delgados que se conectan directamente a los ovarios con el útero femenino, permitiendo que el óvulo a fertilizar sea transportado.
  • Útero, la matriz del aparato reproductor femenino y donde ocurre el embarazo. El ovulo a fertilizar se implantará en el útero y se convertirá aquí posteriormente en un bebé.
  • Cuello uterino, es la parte inferior del útero que se encuentre conectado con la vagina.
  • Vagina, este es un tubo muscular que conecta al cuello uterino con la parte exterior del cuerpo

Cada una de estas partes del aparato reproductor femenino tiene sus funciones, de modo que si no trabajan correctamente, no cumplirán la función para los que fueron ‘creado’. En caso de sentir que algo sucede, es mejor acudir al médico de confianza para que realice el chequeo correspondiente. Por lo general, se le conocen como ginecólogos.

¿Cómo funciona el ciclo menstrual del aparato reproductor femenino?

El ciclo menstrual, también conocido como ciclo mensual, es un proceso de maduración del folículo y del ovulo, donde hay una liberación del ovulo y la preparación del revestimiento uterino para concretar el embarazo. En caso de que una mujer no quede embarazada, el tejido del revestimiento uterino se vierte como sangre menstrual. El cual fluye a través del aparato reproductor femenino para ser liberado mes tras mes.

aparato reproductor femenino y sus partes

La mayoría de los ciclos menstruales ocurren cada 28 días. Pero esto no es algo fijo, ya que dependerá del cuerpo de cada hembra. A veces se puede atrasar o incluso adelantar, es un poco variado y hay que llevar un control adecuado para evitar complicaciones. La menarquía es el momento del ciclo menstrual que ocurre en la adolescencia y es cuando comienzan los periodos mensuales. Incluso cuando la mujer alcance la menopausia, estos seguirán ocurriendo.

En promedio, las niñas comienzan a menstruar alrededor de los 12 a 13 años, pero estas pueden tener su primer periodo tan pronto alcancen los 9 años de edad. O, hasta los 16 años. Cada ciclo prepara a una mujer para un posible proceso de embarazo. La ovulación libera un óvulo del ovario, y el endometrio, que es el revestimiento interno del útero, crece para nutrir al óvulo si este está fertilizado.

En caso de que el ovulo no esté fertilizado, el revestimiento, principalmente sangre, se separa del útero y sale del cuerpo de la vagina como un flujo menstrual denominado ‘periodo’.

En el caso de la menopausia, es lo que conocemos como el periodo final de una mujer. Ocurre a la edad de entre 44 y 55 años, pero hay casos donde el ciclo menstrual todavía sigue ocurriendo hasta esta edad.

Fase folicular

La fase folicular es el comienzo del ciclo menstrual de la mujer. Comienza en el primer día del sangrado menstrual, y suele durar hasta unos 14 días. Pero dependerá de muchos factores. Aquí las hormonas foliculoestimulante, y la hormona luteinzinante, se liberan de la glándula pituitaria para estimular a los ovarios.

A la vez que ocurre dicho proceso, los ovarios comienzan a producir estrógeno y estimular la maduración de una serie de 15 a 20 óvulos dentro de las pequeñas áreas quísticas conocidas como folículos. Una vez que los niveles de estrógeno comienzan a aumentar, la secreción se reduce mediante un sistema de retroalimentación constante. Esto para que la estimulación folicular cese en el momento adecuado.

Mediante vaya transcurriendo el tiempo, uno de los folículos del huevo, y en raras ocasiones dos más, se vuelven dominantes y se interrumpe la maduración de los otros folículos. El folículo que es dominante continúa produciendo estrógeno normalmente.

aparato reproductor femenino diferencias

¿Cuándo ver a un doctor y qué puede salir mal?

En caso de que vea síntomas relacionados con sus periodos, la afección puede variar sin embargo, estos son los más comunes:

  • Cambios de humor constantes
  • Irritabilidad a la mínima situación estresante
  • Depresión repentina
  • Dolores de cabezas fuera de lo común o que no cesan
  • Hinchazón en las partes del aparato reproductor femenino
  • Sensibilidad en los senos mediante el ciclo menstrual
  • Dolor en la parte inferior del abdomen, o en la parte superior de los muslos
  • Periodos que suelen ser dolorosos o irregulares
  • O en su defecto que no se presente ningún periodo
  • Dolor en las partes del aparato reproductor femenino luego de tener relaciones sexuales.
aparato reproductor femenino diferencias

Aparato reproductor femenino interno

El aparato reproductor femenino interno son los órganos internos del sistema reproductor de una mujer, los cuales son los ovarios, útero, vagina y las trompas de falopio. Cada uno de estos trabaja juntos en vista de la producción de los gametos femeninos, también conocidos como ovocitos, en el proceso de la fertilización, apoyando al feto en desarrollo y la entrega del bebé posterior.

La vagina es el canal que une al cuello uterino, la parte inferior del útero, con el exterior del cuerpo. También funciona como canal del parto del bebé. Por otro lado, el útero, que es la matriz del aparato reproductor femenino interno, es un órgano hueco con forma de pera que alberga el feto cuando está en pleno desarrollo. El útero se divide en la parte inferior, que es la que se abre hacia la vagina, y el cuerpo principal del útero.

El cuerpo del útero suele expandirse para sostener al feto en desarrollo. Es con un canal a través del cuello uterino que los espermatozoides pueden entrar y que la sangre menstrual fluye hacia fuera del cuerpo de las mujeres. Por otro lado, los ovarios son las glándulas pequeñas de forma ovalada que se encuentran en ambos lados del putero. Tienen la función de producir hormonas y miles de óvulos.

Por último, tenemos a las trompas de Falopio, que se encuentran unidas a las partes superior del útero y sirven como túneles para que los óvulos viajen desde los ovarios hasta el útero en cuestión. Este suele ser muy estrecho y se cortan cuando una mujer desea no tener más bebés.

A continuación, destacaremos en detalle cada una de las partes internas del aparato reproductor femenino. Detallando sus funciones y características importantes. ¡Acompáñanos!

aparato reproductor femenino

¿Qué es el aparato reproductor femenino interno?

El aparato reproductor femenino interno son las partes del conjunto del sistema de reproducción genital de la mujer que no se ven a simple vista y que trabajan tanto para la reproducción de la especie, como para que la sangre menstrual de la mujer salga.

El sistema reproductor femenino contiene dos partes principales, que es el útero, donde se alberga al feto en desarrollo. Su principal función, además del mencionado anteriormente, es generar secreciones vaginales y pasar el esperma anatómicamente masculino a través de las trompas de Falopio y los ovarios.

Los óvulos son más grandes que los espermatozoides y se forman cuando nace un bebé que es anatómicamente femenino. En un rango mensual, ocurre el proceso denominado ovogénisis, que es cuando un óvulo madura para ser enviado a las trompas de Falopio unida a su ovario en previsión de la fertilización. En caso de que no se fertilice, este huevo se expulsa a través de la menstruación junto a la sangre.

Como se mencionó, los órganos reproductivos internos de una mujer son: la vagina, el cuello uterino y las trompas de Falopio. Se unen como un sistema o conjunto de modo que cuando entre el espermatozoide del aparato reproductor masculino entre a través del sexo, empiece el proceso de fecundación cuando se encuentre con el ovulo.

¿Cuáles son las partes del aparato reproductor femenino interno?

Ovarios

El ovario femenino es un órgano de modalidad reproductora que se encuentra encargado de generar óvulos. Viene típicamente en parejas, como parte del sistema reproductor femenino vertebrado. En comparación con los testículos de los hombres, es análogo, ya que cuentan con gónadas y glándulas endocrinas. Los ovarios secretan estrógeno y progesterona.

El estrógeno es el responsable de la aparición de las características sexuales de la mujer una vez que entra en la pubertad. Desde la maduración de cada órgano, hasta el mantenimiento de su estado funcional. Por otro lado, la progesterona funciona junto al estrógeno para promover los cambios en el ciclo menstrual que tiene lugar en el endometrio.

Características de los ovarios

Los ovarios suelen ser de un color perla, tamaño de una nuez y de forma oblongos. Se encuentran unidos al útero por los ligamentos, y producen las hormonas sexuales femeninas. Cuando se encuentran en desarrollo, se denomina ovocitos. Están llenos de cavidades liquidas, llamado científicamente como folículos y se ubican justo en la pared de los ovarios. Cada uno de los folículos contiene un ovulo en desarrollo.

Desglosando las características anteriores, vale la pena destacar que cada ovario está ubicado en la pared lateral de la pelvis. Específicamente,  en una región denominada fosa ovárica. La fosa se encuentra bajo la arteria externa ilíaca, justo en frente de la arteria ilíaca interna.

aparato reproductor femenino características

Para el caso de los humanos, los ovarios abundan dentro de la cavidad pélvica, al lado del útero, unidos a través de un cordón, que es fibroso. Es conocido como el ligamento ovárico. Los ovarios también se encuentran atados a una pared del cuerpo a través del ligamento suspensorio.

Vagina

La vagina es un órgano de forma tubular, que es musculoso, bien elástico y mide unas 5 pulgadas cuando la mujer ya está adulta. Este órgano se conecta a los genitales externos al útero; importante y necesario para el proceso de reproducción. La vagina es el órgano por el cual las mujeres tienen relaciones sexuales y por donde pasa el esperma una vez que el hombre deposita su semen al acabar de estimularse. Para que ocurra, el pene debe insertarse; y gracias a su capacidad elástica, es capaz de ‘arropar’ las formas y tamaños del órgano reproductor masculino exterior.

Como se indicó, la vagina es el pasaje del esperma para que llegue al ovulo. Pero, también es el lugar por donde sale el sangrado menstrual y los bebés una vez que las mujeres rompen fuentes.

Anatomía de la vagina

La abertura vagina se encuentra en el extremo caudal de la válvula, justo detrás de la abertura de la uretra. Posee un cuarto superior que está separado del recto por una bolsa rectouterina. Tanto la vagina, como el interior de la vulva, tienen un color rosa, o rojizo. Característica que comparten las membranas mucosas internas más saludables de los mamíferos.

Características sexuales de la vagina

Las concentraciones de las terminaciones nerviosas que se encuentran cerca de la entrada de la vagina, que es el tercio inferior, proporcionan una sensación de placer durante la actividad sexual. Esto ocurre cuando se estimula adecuadamente. Casi todas las terminaciones nerviosas de la vagina están en esta área, sin embargo, en conjunto, son insuficientes para la estimulación sexual y el orgasmo. Cuando se presenta la falta de terminaciones nerviosas, provoca que el proceso de parto sea más doloroso de lo normal.

Útero

El útero es un órgano musculoso, con paredes gruesas, que tiene forma de pera y se encuentra ubicado justo en el medio de la pelvis. Detrás de la vejiga, y frente al recto. Este órgano está anclado por varios ligamentos y se función principal es mantener el feto en desarrollo hasta que sea un bebé y baje por la vagina.  Es decir, es el lugar donde ocurre la gestación.

aparato reproductor femenino diferencias

Este es un órgano importante, por lo que se le denomina la matriz del aparato reproductor femenino interno. Responde bien a las hormonas femeninas y se encuentra compuesto por un extremo, que es el cuello uterino. Este se abre hacia la vagina, mientras que el otro lado está conectado a las trompas de Falopio.

Características sexuales del útero

El útero es una parte esencial en la respuesta sexual, ya que dirige el flujo sanguíneo hacia la pelvis y los genitales externos. La función reproductiva del útero es coger al óvulo fecundado que pasa a través de la unión utero-tubárica, desde las trompas de Falopio.

Cuello uterino

El cuello uterino forma parte del útero y es la parte inferior que sobresale hacia la parte superior de la vagina. Es completamente visible cuando se realiza un examen pélvico. Como sucede con la vagina, el cuello uterino se encuentra revestido con una membrana mucosa, pero que a diferencia de esta, es lisa.

Tanto la sangre en el periodo, como los espermatozoides cuando se tiene relaciones sexuales, pueden salir del útero por un canal en el cuello uterino, llamado canal cervical. Este es estrecho, pero que cuando la mujer se encuentra en proceso de parto, se expande para que el bebé pueda salir hacia fuera.

Características del cuello uterino

El cuello uterino, como se mencionó, está cubierto de un moco liso gracias a las glándulas. Para los espermatozoides, este moco es espeso e impenetrable a menos que la mujer se encuentre en plena ovulación. Es allí cuando se vuelve transparente y liso, dando como resultado que estos puedan nadar a través de él y tenga lugar el proceso de fertilización.

Trompas de Falopio

Las trompas de Falopio, que son dos, forman parte del aparato reproductor femenino interno y miden unos 12 centímetros de largo. Estos se extiendes desde los bordes de la parte superior del útero, hasta la entrada a los ovarios. Los tubos de cada uno de las trompas de Falopio no se conectan directamente con los ovarios. En cambio, el extremo de cada trompa se ensancha en forma de embudo con las extensiones en forma de dedo.

aparato reproductor femenino partes

Una vez que se libra un óvulo del ovario, los dedos de las trompas, conocidas como fimbrias guían el óvulo hacia la abertura relativamente grande una trompa de Falopio. Esta parte del aparato reproductor femenino interno se encuentra revestidos con pequeñas proyecciones similares a pelos.

Los pelos y los músculos del tubo impulsan un huevo hacia abajo a través de las trompas de Falopio hacia el útero. De hecho, aquí es el sitio habitual donde ocurre la fertilización del óvulo por los espermatozoides que son expulsados por el hombre cuando se tienen relaciones sexuales y la mujer está en condiciones de quedar embarazada.

 

aparato reproductor masculino diferencias

Aparato reproductor masculino

El aparato reproductor masculino es el sistema del cuerpo que produce, almacena y mueve el esperma para cumplir la función de reproducción. El líquido de las vesículas seminales y la glándula prostática se combinan junto con los espermatozoides para conseguir producir lo que conocemos como semen. El pene es el órgano reproductor encargado de eyacular semen durante las relaciones sexuales para que los espermatozoides consigan llegar al óvulo y fertilizarse. El proceso en el que se desarrolla, se conoce como embarazo.

Todos los seres vivos se reproducen, y este es el proceso por el cual los organismos se convierten en más organismos como ellos. Que es la principal diferencia por lo que en el planeta se diferencian de los no vivos. Sin embargo, aunque el sistema reproductivo es esencial para mantener viva a una especie, a diferencia de otros sistemas corporales, no son esenciales para que un ser se mantenga vivo.

En el caso de los humanos, para que se puedan reproducir deben intervenir dos tipos de células sexuales, o también llamado gametos. El gameto masculino es el esperma, mientras que el femenino es el óvulo, que se encuentra en el aparato reproductor femenino interno. Este último está ‘configurado’ para crear un bebé, lo cual es el resultado de la intervención de las dos células sexuales. Tanto el aparato reproductor masculino, como el femenino son esenciales para la reproducción de la especie.

A continuación, abordaremos en detalle, cada una de las características esenciales del aparato reproductor masculino, que es un tema esencial para mantenerse en plena educación sexual. Ya que en la vida diaria no se le da mucha importancia, o no se aborda de manera correcta. Si quieres saber más, ¡acompáñanos hasta el final del artículo!

aparato reproductor masculino

¿Qué es el aparato reproductor masculino?

El aparato reproductor masculino es una red de órganos internos y externos que convergen para producir, apoyar, transferir y depositar el esperma que cumplirá la función de reproducción. Para que ocurra la reproducción, es necesaria que el espermatozoide depositado por el hombre se junte con el óvulo de una mujer.

Antes de nacer, el órgano sexual masculino se forma bajo la influencia de la testosterona secretada por los testículos fetales. Una vez que se alcanza la pubertad, los órganos sexuales secundarios comienzan a desarrollarse y volverse funcionales para la reproducción.

El esperma se produce en los testículos, y posteriormente se traslada a través del epidídimo, un conducto deferente, uno eyaculador y finalmente la uretra. Por otro lado, las vesículas seminales, la glándula prostática y la bulbouretral producen un líquido seminal que acompaña y nutre al esperma a medida que se emite desde el pene durante la eyaculación. También lo nutre durante todo el proceso de fertilización.

Los hombres transmiten ciertas características de sí mismos a la próxima generación a través de los genes. Estos son los portadores especiales de los rasgos humanos una vez que el feto comienza a formarse. Los genes que los transmiten a los hijos son los que hacen que estos se parezcan a ellos, o a otros miembros de la familia. Sin embargo, la cosa no acaba allí, sino que es también  lo que distingue a un humano de los demás. No hay dos personas en el mundo que tengan los mismos genes.

Los genes del hombre provienen del aparato reproductor masculino, específicamente del esperma que se deposita en el aparato reproductor femenino de la mujer, al juntarse con el óvulo. Comprender este proceso es lo que lo ayudará en futuros momentos tanto para su salud, como la de sus hijos.

Características del aparato reproductor masculino

Al igual que sucede con el aparato reproductor femenino externo e interno, el sistema masculino con fines de reproducción es único y tiene sus propias características. Empezando por su forma y estructura, el cual está diseñado para nutrir y transportar el esperma al óvulo de la hembra.

En el macho, los órganos reproductivos, o también conocidos como genitales, se encuentran dentro de la pelvis, mientras que en la hembra estos se encuentren completamente dentro de la pelvis. Esa es otra característica importante a diferencia de cada uno de los órganos reproductores de los humanos.

aparato reproductor masculino características

El aparato reproductor masculino incluye el testículo, los sistemas de conductos, que se encuentran formado por el epidídimo y el conducto deferente. También se encuentran las glándulas accesorias, junto a las vesículas seminales y la próstata. Por último, pero definitivamente no menos importante, se encuentra el pene, que es el órgano que trabaja en el acto sexual para depositar el esperma dentro de la hembra.

Maduración sexual del aparato reproductor masculino

Cuando un macho consigue llegar a la madurez sexual, los dos testículos que posee, poseen millones de pequeñas células de esperma. Estos testículos tienen una forma ovalada, y consiguen una altura de entre 5 centímetros de longitud y 3 centímetros de diámetro. Los testículos también forman parte del sistema endocrino, ya que es capaz de generar hormonas. Incluyendo la testosterona.

La testosterona, por su parte, es un elemento fundamental para la pubertad de un niño, así como cuando un hombre se abre paso luego de la pubertad. Que es el momento donde los testículos producen más y más. La testosterona es una hormona que hace que el macho desarrolle voces más profunda, desarrollen mejor los músculos del cuerpo, hace que le salga vello corporal tanto en las partes íntimas como en la cara, y estimula la producción de esperma en el aparato reproductor masculino.

Epidídimo y Conductor deferente

Por otro lado, junto a los testículos se encuentra el nombrado epidídimo y el conducto deferente. Estos dos constituyen un sistema de conductos de los órganos reproductores masculinos necesarios para el proceso de desarrollo. El conducto deferente se define como un tubo muscular que pasa desde arriba junto los testículos y transporta el líquido del esperma. Que es lo se conoce como semen. Por otro lado el epidídimo es un conjunto de tubos en forma de espiral, uno para cada testículo, que se contesta a través de los conductos deferentes.

Tanto el epidídimo, como los testículos, cuelgan en una estructura similar a una bolsa fuera de la pelvis que se le denomina escroto. Esta bolsa de piel ayuda a regular la temperatura de los testículos que deben mantenerse más fríos que la temperatura corporal para producir la cantidad de esperma correspondiente.

aparato reproductor masculino diferencias

¿Qué función tiene el aparato reproductor masculino?

El aparato reproductor masculino trabaja en cada una de sus partes para producir y liberar el semen en el sistema reproductor de la mujer mediante las relaciones sexuales. Es aquí, justo en ese momento, donde se producen las hormonas sexuales que ayudan a que a un niño se convierta en un hombre sexualmente maduro una vez que se atraviesa la pubertad.

Cuando un pequeño nace, cada una de las partes de sus órganos sexuales reproductivos están en su lugar. Sin embargo, no es hasta que llega a la pubertad donde estos realmente pueden reproducirse. Una vez alcanzada, que es a la edad oscilante de 9 y 15 años, la gandula pituitaria, que se encuentra cerca del cerebro, secreta hormonas que estimulan los testículos para producir la testosterona correspondiente.

La producción de testosterona provoca muchos cambios físicos en el cuerpo del adolescente, de los cuales algunos se mencionaron anteriormente. Como el cambio en la voz a un tono más grave, la presencia de vello en las partes íntimas y un mejor desarrollo de los músculos del cuerpo. El joven pasará por varios momentos diferente, lo que se conoce como etapas de la pubertad, y generalmente son:

  • En la primera etapade la pubertad masculina, el escroto y los testículos del joven se agrandan
  • Posteriormente el pene también se alarga y crecen las vesículas seminales y la glándula prostática.
  • El vello comienza a crecer en el área púbica y luego en la cara y axila. También la voz se profundiza.
  • Los niños también tienen un crecimiento de la estatura y cambios de peso hasta cierta edad adulta.

 

Esperma del hombre

Una vez que este ha alcanzado la pubertad, producirá una cantidad de millones de células de esperma cada día. Estos miden aproximadamente 1/600 pulgadas, o 0.05 milímetros de largo, lo que se considera bastante pequeño. Los espermatozoides se desarrollan en los testículos dentro de un sistema de pequeños tubos llamados túbulos seminíferos. Cuando un macho nace, estos túbulos poseen células de forma redondas simples, pero que luego durante la pubertad, testosterona y las otras hormonas provocan que se transformen en espermatozoides.

aparato reproductor masculino partes

Las células que se encuentran dentro del esperma se dividen y cambian hasta que tienen cabeza y cola corta, similar a la apariencia de unos renacuajos. La cabeza contiene material genético, o genes, que es lo que diferencia a cada humano. Los espermatozoides usan sus colas para empujarse por todo el camino del epidídimo, y es donde finalizan su desarrollo. Por lo general, estos espermatozoides se toman un tiempo de entre 4 y 6 semanas para viajas a través del epidídimo.

Posteriormente, se mueven en el conducto deferente, o conducto del esperma. Las vesículas seminales  la glándula prostática producen un líquido de color blanquecino, conocido como líquido seminal. Y es este el que se mezcla con los espermatozoides para formar el semen una vez que el hombre se encuentra estimulado sexualmente.